Gonarthrose
Gonartrosis: todo lo que tienes que saber

Las superficies articulares de la rodilla está recubiertas por una capa cartilaginosa. Si esta va desgastándose gradualmente, el diagnóstico es artrosis de la rodilla. En medicina este desgaste articular se denomina también gonartrosis. Es uno de los signos de desgaste más frecuentes de las articulaciones. El daño en el cartílago de la rodilla hace que aumente la presión sobre el hueso que está debajo de este. Para compensar, la superficie articular se agranda y se forman picos óseos en el borde, lo que aumenta la rigidez de la articulación de la rodilla y el daño del cartílago. Los huesos se aproximan cada vez más y el espacio articular va estrechándose. Si, en una fase avanzada, los huesos quedan unos sobre otros prácticamente sin protección y el espacio articular ha desaparecido por completo, la rodilla queda inmóvil y rígida.

Puesto que la gonartrosis es un proceso paulatino, las personas afectadas con artrosis incipiente en la rodilla puede que apenas noten dolor o limitaciones y que, por lo tanto, en la mayoría de los casos no se detecte en mucho tiempo. Un primer síntoma: al moverse después de estar mucho tiempo en reposo, las rodillas duelen y crujen. A medida que la dolencia avanza, cada sobrecarga articular provoca un gran dolor. Suele pasar que solo entonces es cuando se acude al médico por primera vez. Se le hará una radiografía en la que el médico podrá comprobar la distancia de las superficies articulares y determinar el estado de la superficie articular y del tejido cartilaginoso.

En el caso de la «artrosis primaria», no se pueden conocer las causas para la dolencia. La ciencia sospecha que puede haber una predisposición hereditaria. Pero los motivos exactos no se han investigado lo suficiente. En el caso de la «artrosis secundaria», son factores externos los causantes de los daños en el cartílago de la rodilla: una carga excesiva o una carga incorrecta de la rodilla puede provocar artrosis. Por eso, la gonartrosis afecta con más frecuencia a grupos de profesionales con gran sobrecarga de rodillas o a deportistas. Asimismo, el sobrepeso y el sedentarismo favorecen la aparición de artrosis de la rodilla. Debido a una deformidad de las piernas, puede darse un desgaste unilateral. Así, una posición en varo de las piernas provoca una osteoartritis de rodilla en la parte externa (gonartrosis en valgo) y una posición en valgo de las piernas produce artrosis en la parte interna (gonartrosis en varo).

Los daños existentes en el cartílago no son reversibles. Por tanto, el objetivo del tratamiento es retrasar el avance de la dolencia, mitigar el dolor y, con ello, mejorar la calidad de vida de las personas afectadas. Un pilar fundamental del tratamiento es la fisioterapia ya que el movimiento es el medio eficaz para aliviar el dolor. Sin embargo, muchas personas afectadas no fuerzan la rodilla puesto que el dolor aumenta en caso de esfuerzo. ¿Cómo se sale de este círculo vicioso? La solución es utilizar rodilleras u ortesis de rodilla durante la actividad, ya que los vendajes u ortesis especiales para la artrosis de la rodilla distribuyen la carga cuidadosamente en la articulación y evitan considerablemente el dolor. Un estilo de vida activo y saludable con una alimentación adecuada puede aplazar la cirugía y evitar que se necesite un reemplazo de rodilla.

Autotest: ¿Sufres gonartrosis?

Si no estás seguro de si tienes artrosis de rodilla, nuestro autotest te puede servir como una primera evaluación. Sin embargo, para obtener un diagnóstico más preciso y fiable es necesario que consultes a un médico con experiencia.


Comprueba tu riesgo de artrosis

El concepto básico del tratamiento conservador de la osteoartritis es: mucho ejercicio, poco esfuerzo.


Prof. Dr. med. Stefan Sell
Director médico Joint Center Black Forest

Me han diagnosticado gonartrosis, ¿y ahora qué?

Independientemente de que te acabes de enterar de tu diagnóstico de artrosis de la rodilla o de que ya fueras consciente de tu dolencia desde hace tiempo, en nuestro portal de asesoramiento te esperan opciones de tratamiento, historias de pacientes e información sobre nuestros productos. Te ayudamos a encontrar el producto ortopédico adecuado para ti y a mantener tu dolor a raya.


Descubre consejos sobre tratamientos

BÚSQUEDA DE DISTRIBUIDORES

Encuentra tu distribuidor de productos médicos más cercano y obtén asesoramiento sobre nuestros productos.

Bauerfeind.
Mi tratamiento para la artrosis