Ein Arzt berät eine Patientin mit Gonarthrose in seinem Behandlungszimmer.

Si acabas de terminar un largo día de oficina sentado; y después al moverse te duelen las rodillas. Estos son los síntomas que aparecen con más frecuencia, puede significar un inicio de artrosis en la rodilla. Conoce más sobre el cuadro clínico de esta enfermedad y sus causas, los síntomas de la gonartrosis, y cómo se diagnostica. Además, te damos los primeros tips respecto a lo que puedes hacer después de un diagnóstico, y cómo actúan nuestros vendajes y ortesis.

Artrosis: ¿Qué es eso realmente?

La artrosis es la destrucción de la capa protectora de cartílago que se encuentra entre los huesos de las articulaciones. Por lo tanto, a diferencia de lo que sucede en la artritis, en una artrosis no se trata de una inflamación, sino del desgaste crónico de una articulación. Cuando se habla de gonartrosis, se habla de artrosis en la rodilla.

La rodilla es la articulación más compleja de nuestro cuerpo. El cartílago que contiene protege la articulación y amortigua los movimientos y las vibraciones. Se encarga de que los huesos del muslo y de la pierna no queden rozando uno contra el otro. En el curso de la vida se desgastan los cartílagos, lo cual es muy normal. Por ello, muchas veces son las personas mayores las que se ven afectadas por la gonartrosis. Sin embargo, en determinadas circunstancias puede aparecer un desgaste excesivo, también en personas jóvenes. Las causas de esto son muy variadas: una sobrecarga, por ejemplo debido a trabajo físico pesado, los deportes de alto rendimiento o el sobrepeso, ocasionan un fuerte desgaste del cartílago, e influyen en la edad a partir de la cual aparece la artrosis.

Eine Frau, welche in ihrer Küche sitzt, trägt eine Bauerfeind GenuTrain Kniebandage gegen ihre Arthrose.

"La gonartrosis se cuenta entre las enfermedades laborales del sistema músculo-esquelético reportadas más frecuentemente."


Compañía Oficial Alemana de Seguros contra Accidentes

¿Tienes dolor de rodilla y te preguntas si sufres de artrosis?

Entonces nuestro test de riesgo de gonartrosis puede darte una primera evaluación. Además, aquí conocerás todo sobre los síntomas y las causas de la artrosis de rodilla.

Otras causas de la artrosis de rodilla

Pero también las posturas viciadas en las articulaciones, como las piernas en X o en O, las secuencias de movimiento incorrectas, o las lesiones, son causas que ocasionan la artrosis de rodilla. Una gonartrosis también es desencadenada por lesiones en las articulaciones y roturas de huesos. Además, una enfermedad de gota ya existente puede tener consecuencias negativas, porque entonces se depositan cristales de ácido úrico en las articulaciones. Si la articulación de la rodilla se ve afectada por los procesos de acumulación, se producen daños al tejido del cartílago. Posible consecuencia: una artrosis en la rodilla.

 

Si bien la enfermedad no es hereditaria, en algunos casos sí se transmite la predisposición para desarrollar una artrosis. Si no se detectan las causas de una artrosis de rodilla, se habla de artrosis primaria. En la artrosis secundaria, el desgaste se produce debido a factores externos.

Reconocer las fases y los síntomas de la gonartrosis

La gonartrosis se desarrolla de manera insidiosa. En algunos casos transcurre primero sin síntomas, incluso cuando el daño en el cartílago puede ya detectarse en la radiografía. Las rodillas rígidas después de estar sentado o después de otras pausas de descanso largas pueden ser las primeras señales de la artrosis en la rodilla. Después de algunos pasos o minutos, este dolor inicial se reduce lentamente, y la articulación de la rodilla vuelve a estar totalmente movible. También los sonidos de tronidos o rechinidos en la rodilla pueden ser un primer indicador del inicio de una artrosis.

Schematische Darstellung des Kniegelenks bei einer vorliegenden Gonarthrose.

En las siguientes fases de la enfermedad, el dolor aumenta constantemente. Además, aparecen con más frecuencia. Especialmente por la carga de los deportes, o al subir escaleras, las personas afectadas sienten dolor de rodilla de manera más intensa. Más adelante, las rodillas duelen ya incluso con ligeros movimientos de la vida diaria, y finalmente también durante las pausas de descanso y al dormir. Si los cartílagos están ya tan dañados que los huesos de la pierna y del muslo rozan directamente uno con otro, pueden desarrollarse inflamaciones en la articulación extremadamente dolorosas. Las indicaciones al respecto son una articulación de la rodilla inflamada y la piel de coloración rojiza, que además se siente tibia o caliente.

 

En la fase muy avanzada de artrosis de rodilla se presentan fuertes restricciones al movimiento y dolores, por lo cual la mayoría de las personas afectadas someten su rodilla a cargas lo menos posible. Sin embargo, la falta de movimiento ocasiona que el cartílago reciba menos flujo sanguíneo, y por lo tanto –debido a la falta de suministro de nutrientes– se dañe todavía más. En casos especialmente marcados, puede suceder que la rodilla se quede rígida. Además, el avance de la gonartrosis no solo está ligado con dolores y afectaciones en la movilidad. A veces, la gonartrosis puede ser motivo de incapacidad laboral, u ocasionar una jubilación anticipada.

Dolor de rodilla: ¿con qué síntomas hay que ir al médico?

Si el dolor de rodilla aparece regularmente, se debe consultar a un ortopedista. El médico preguntará por el tipo de molestias y el momento en que aparecieron. Además, las lesiones de rodilla preexistentes y las enfermedades subyacentes son informaciones importantes para el médico. El médico examina la articulación de la rodilla con ayuda de diferentes tests. De esta manera, determina la movilidad y el funcionamiento de la articulación de la rodilla.

Sin embargo, solamente es posible realizar un diagnóstico confiable cuando las radiografías muestran el desgaste avanzado del cartílago. Un claro indicio de ello es un espacio articular reducido. Más difícil de percibir claramente son las lesiones del cartílago, por ejemplo, después de un accidente deportivo, por lo cual aquí tiene sentido llevar a cabo una tomografía por resonancia magnética (TRM).

 

Autotest: ¿Sufro de gonartrosis?

Con nuestro autotest de gonartrosis puedes clasificar mejor tu dolor de rodilla y determinar tu riesgo de artrosis personal.
Acontinuación, la consulta del médico sirve para realizar un diagnóstico confiable.

Diagnóstico - gonartrosis: ¿y luego que viene?

Eine Ärztin berät eine Patienten mit Gonarthrose in einem Krankenhaus. Die Patientin trägt eine GenuTrain Kniebandage von Bauerfeind am rechten Knie.

Si el médico ha determinado que el cartílago ya está dañado, esto no puede revertirse. Pero existen muchas diferentes medidas para aliviar el dolor y desacelerar el progreso de la enfermedad. Nuestros vendajes para la rodilla y ortesis para la rodilla ayudan a reducir la carga sobre la rodilla cuando se utiliza, a estabilizarla y a movilizarla. La fisioterapia y el entrenamiento terapéutico se ofrecen para fortalecer la musculatura, y con ello para tener que someter la articulación a una menor carga. Si se requiere, el médico recetará medicamentos para inhibir la inflamación y aliviar el dolor. Es posible influir positivamente en la forma y el curso de la enfermedad mediante otras medidas, de manera que puedan recuperarse la movilidad y la alegría de vivir.

Ayuda rápida en tiendas especializadas

Nuestros vendajes y ortesis para la rodilla, desarrollados especialmente para los pacientes de artrosis, puedes encontrarlos en una tienda especializada productos sanitarios cerca de tu casa.
Busca asesoría sobre nuestros productos en tu tienda local.