En el trabajo o durante el tiempo libre: tu espalda nunca descansa. Te mantiene erguido y te estabiliza durante todo el día. Te ayuda a llevar la compra a casa o a levantar cargas pesadas en la obra, se inclina por ti cuando cortas el pelo a otras personas o atas los zapatos de un niño. En resumen: tu espalda está sometida a mucho trabajo en el día a día. Por ello, es aún más importante aliviar la tensión de la espalda y mantenerla sana. Nuestros consejos pueden ayudarte.

No te preocupes, no tienes que cambiar por completo tus hábitos diarios para cuidar tu espalda. Es más importante prestar atención a cómo te mueves a lo largo del día y qué postura adoptas durante las diferentes actividades. Incluso los pequeños gestos pueden ejercer un gran efecto sobre la salud de la espalda.

Las "recomendaciones para la espalda" es uno de los cinco módulos de la terapia de espalda de Bauerfeind. Si quieres saber más sobre la terapia holística de la espalda y conocer los otros módulos, puedes encontrar toda la información aquí:

 

Ir a la terapia de espalda de Bauerfeind

Si ya estás siguiendo un tratamiento por problemas de espalda, sigue las instrucciones de tu médico y profesional de la salud y habla primero con ellos sobre si te conviene poner en práctica los consejos de este artículo.

"La educación adecuada en torno al tema del dolor de espalda es definitivamente beneficiosa para el proceso de curación.


Prof. Dr. Hans-Raimund Casser
Director médico del centro del dolor DRK Schmerz-Zentrum de Maguncia

Sentarse y estar de pie de una manera que proteja la espalda

Aunque pueda sonar banal, pero: presta atención a cómo te sientas y de qué forma estás de pie. Esto es válido sobre todo si trabajas prácticamente sentado o de pie, pero también para actividades como cocinar, planchar, esperar el autobús o jugar al ajedrez.

Si tienes que estar de pie durante mucho tiempo, debes colocarte de forma que los pies no se carguen en un lado y las caderas no se inclinen hacia un lado. Para una postura correcta y saludable las caderas y la cabeza deben formar una línea vertical. No estires demasiado las rodillas, sino mantenlas ligeramente flexionadas. Intenta evitar mantenerte parado durante mucho tiempo. Alternando los movimientos puedes, por ejemplo, cargar el mismo peso en ambas piernas, o ponerte de puntillas de vez en cuando y volver a bajar lentamente los pies hasta apoyar de nuevo todo el pie en el suelo.

Al permanecer sentado durante mucho tiempo, por ejemplo en la oficina, es importante que la columna vertebral mantenga una posición natural. Esto significa que la pelvis queda ligeramente inclinada hacia delante, lo que eleva un poco el pecho. Los hombros deben estar relajados y no encorvados. Asegúrate también de que tus caderas no queden más bajas que tus rodillas. Además de una postura ergonómica, es importante ir cambiando regularmente tu posición al estar sentado. Esto mejora la irrigación sanguínea de los músculos y evita la tensión.

Crear un puesto de trabajo respetuoso con la espalda

Pasas una cantidad considerable de tiempo en el trabajo. Por lo tanto, es aún más importante que tu puesto de trabajo esté acondicionado para que sea lo más respetuoso posible con la espalda. Además de la luz del día, la ergonomía juega un papel esencial en tu bienestar: el mobiliario de trabajo, como el banco de trabajo, el escritorio y la silla, debe permitir ajustarse a tu altura y colocarse a la altura óptima para sentarse y trabajar. En la oficina, son también importantes la posición de la pantalla y los teclados y los ratones ergonómicos.

 

Si trabajas principalmente sentado, intenta moverte de tanto en tanto. Por ejemplo, no coloques las carpetas directamente sobre tu mesa para que tengas que levantarte a cogerlas. Usa las escaleras en lugar del ascensor y da una vuelta a la manzana después de comer.

 

Donde algunos se mueven poco, otros apenas descansan: si tu trabajo implica una actividad física, trata de que la carga sea razonable y que no suponga un esfuerzo excesivo para tu cuerpo. En la medida de lo posible, utiliza dispositivos y herramientas de ayuda para transportar cargas pesadas y haz suficientes descansos.

Levantar y cargar - ¡pero correctamente!

Ya sea en la obra, la mudanza, la jardinería o al hacer la compra: llevar objetos pesados somete a la espalda a un gran esfuerzo. Sin embargo, puedes aliviar la tensión en la espalda y la columna vertebral tratando de levantar y transportar las cargas de una manera que no dañe la espalda

Si quieres levantar algo, ponte cerca del objeto y agáchate. Mantén el peso cerca del cuerpo y vuelve a subir con la espalda recta. Al aprovechar la fuerza de las piernas, conseguirás descargar la espalda y, si además aprietas los músculos de la espalda, mejorarás la estabilidad. Igualmente, al dejar un peso, no debes inclinarte hacia delante, sino volver a agacharte flexionando las rodillas con la espalda recta. Recuerda también: es mejor ir y venir dos veces que llevar demasiado peso.

Mantenerse activo

Leer, ver la televisión, jugar a juegos de mesa, pescar... los pasatiempos son un importante equilibrio en la muchas veces estresante vida cotidiana. Pero intenta también no pasar todo tu tiempo libre sentado.

Porque el mejor consejo para una espalda sana sigue siendo: ¡el movimiento! Y Susanne Gramatté también lo confirma. La especialista en ortopedia y quiropráctica recomienda incluir el mayor número posible de movimiento en la vida cotidiana. "Son pequeñas cosas que no cuestan nada", dice Gramatté. "Pero se gana mucho". Si te estiras correctamente después de levantarte por la mañana, empezarás el día con mucha más energía. Si debes desplazarte en distancias cortas, puedes usar la bicicleta en lugar del coche o ir andando. Y si das un pequeño paseo después del trabajo, no sólo harás ejercicio al aire libre, sino que también despejarás tu mente, y ambas cosas son buenas para tu espalda. 

Favorecer el apoyo necesario

Cuando aparecen dolores y, sobre todo, si la musculatura de la espalda es más débil, puede ser aconsejable proporcionarle a tu espalda un apoyo adicional con un vendaje o una ortesis tras consultar a tu médico. Este tipo de producto ortopédico favorece el enderezamiento de la columna vertebral, así como la adopción de una postura saludable. De este modo se estabiliza la espalda y se reduce la tensión sobre ella, lo que permite aliviar el dolor. Con un vendaje u ortesis, podrás recuperar tu calidad de vida y, en etapas especialmente difíciles, reducir o incluso evitar por completo los días de enfermedad.

El 66 % de los pacientes trabajadores que no podían trabajar antes del tratamiento con un vendaje/ortesis de espalda pueden volver a trabajar más rápidamente gracias al tratamiento con estos productos. *


* Resultados de la encuesta representativa realizada por el Instituto demoscópico de Allensbach en nombre de eurocom e.V: Enlace

Otro dato importante: ¡no confundas un vendaje o una ortesis con un corsé! Al fin y al cabo, quieres seguir moviéndote bien, y eso es exactamente lo que necesita tu espalda. Por esta razón, los vendajes y ortesis de Bauerfeind están diseñados de tal manera que no te restringen de forma negativa, sino que te ayudan a realizar movimientos saludables y ejercicios específicos para la espalda. Gracias a su gran comodidad de uso, pueden acompañarte cómodamente en la vida diaria y en el camino hacia una espalda sana.

¡Pide tu receta para el tratamiento!

Lo mejor es que hables con tu médico sobre la terapia multimodal para la espalda y consúltale qué ortesis o vendaje es el adecuado para ti y qué módulos son los más apropiados. Hemos preparado una lista de comprobación para que estés bien preparado para la consulta.

 

Descargar la lista de comprobación

Vendajes y ortesis de Bauerfeind

¿Quieres saber más sobre nuestros vendajes y ortesis para la espalda y su eficacia? Aquí podrás descubrir qué les hace especiales y cómo pueden ayudarte con tus dolencias.

Conoce ya nuestros vendajes y ortesis de espalda

¡Comienza tu entrenamiento con la terapia para la espalda de Bauerfeind!

Prepárate tu espalda:
con la Training App gratuita de Bauerfeind*, recibirás tu programa de entrenamiento personal, desarrollado por expertos en salud y adaptado individualmente a tus dolencias y al entrenamiento con tu vendaje u ortesis. Además de una amplia selección de ejercicios, también recibirás consejos útiles para tener una espalda sana. Haz que tu terapia para la espalda sea completa: descárgate la aplicación y empieza tu programa de entrenamiento individual.

 

Ir a la aplicación

*Si ya estás realizando una terapia, coordina el uso de nuestra Training App con el personal de apoyo terapéutico.

Esta guía de recomendaciones online proporciona una visión general inicial del ámbito y sugiere opciones de diagnóstico/tratamiento médico seleccionadas. Aunque tienen una base científica, las presentaciones no pretenden ser completas ni presentar todas las doctrinas. Todo el contenido, en particular el relativo al diagnóstico y a las formas de tratamiento (textos, imágenes, gráficos, etc.), debe entenderse como un apoyo no vinculante a la terapia que debe elegir el médico y el personal especializado. Esta guía de recomendaciones online no pretende sustituir la necesaria historia clínica personal y su valoración profesional global por parte de un médico/especialista debidamente formado y cualificado, incluyendo las terapias ya en curso.