Ältere Frau läuft über die Wiese und trägt dabei Kompressionsstrümpfe

Cuando las venas superficiales se dilatan debido a la estasis sanguínea y se manifiestan a través de la piel, principalmente en las pantorrillas o en la cara interna de los muslos, se habla de varices. Aproximadamente uno de cada cinco adultos sufre este cambio en las venas. Si no se tratan, las varices pueden empeorar y provocar úlceras abiertas en la pierna o, rara vez, incluso embolias pulmonares que pueden ser mortales. Por ello, es importante saber cómo reconocer las varices, por qué algunos tipos de varices son peligrosos y cómo se puede actuar ante ellas.

¿Cómo se reconocen las varices?

Darstellung der Anatomie einer Vene bei Krampfadern (Varizen). Dabei entstehen die Krampfadern aufgrund von Aussackungen der Gefäßwände, wodurch sich die betroffenen Venen erweitern. Sie sind bei Frauen häufiger anzutreffen als bei Männern, wofür vermutlich die weiblichen Geschlechtshormone verantwortlich sind.

Por su aspecto típico, las varices suelen ser fáciles de identificar: la imagen clásica de varices (clínicamente denominada "varicosis") muestra nudos o una maraña de venas visiblemente azuladas o moradas, especialmente en las piernas.
Menos pronunciadas que las varices son las llamadas "arañas vasculares". Éstas aparecen en forma de "ramificaciones" más finas, rojizas o azuladas, bajo la piel y recuerdan, por tanto, a finas ramitas de matorral. Las arañas vasculares también aparecen en las piernas y a veces en la cara, pero se consideran inofensivas

Síntomas de las varices

Además de los cambios visuales descritos anteriormente, las varices también pueden manifestar los siguientes síntomas:

  • Piernas pesadas y cansadas
  • Sensación de tirantez en las piernas, especialmente con temperaturas cálidas
  • Calambres nocturnos en las pantorrillas o en los pies
  • Tobillos y pies hinchados debido a la retención de líquidos (edema)
  • Dolor de quemazón o punzante en las piernas
  • Picor en las piernas

Causas: ¿Qué causa las varices?

Diversos factores provocan que las válvulas de las venas, responsables de que la sangre sólo se transporte hacia el corazón, ya no puedan cerrarse correctamente. En consecuencia, la sangre retorna y se acumula en las venas. Como resultado, la presión sobre las paredes de las venas aumenta hasta que acaban expandiéndose, haciendo que las venas superficiales sean visibles bajo la piel como varices.
Por un lado, el factor hereditario de la insuficiencia venosa parece desempeñar un papel en el desarrollo de las varices, ya que éstas son más frecuentes en las familias con antecedentes. En este caso, suele tratarse de una debilidad congénita del tejido conjuntivo, que se manifiesta sobre todo en la segunda mitad de la vida, inicialmente en forma de arañas vasculares. En ese caso, los médicos hablan de varicosis primaria.
Si las varices no se desarrollan debido a una predisposición genética, sino a una enfermedad, por ejemplo si una vena profunda de la pierna está obstruida por un coágulo de sangre (trombosis venosa profunda), se denomina varicosis secundaria. Una insuficiencia cardíaca, en la que la sangre se acumula en las venas debido a una disminución de la potencia de los latidos del corazón (insuficiencia cardíaca derecha), también puede ser una causa de las varices.
Debido a que estas dilataciones patológicas pueden producirse en diferentes partes del sistema venoso superficial, los médicos utilizan diferentes nombres para referirse a ellas: arañas vasculares, varices reticulares, varices de rama lateral, varices tronculares y varices de las venas perforantes.
Además de los factores genéticos y las afecciones preexistentes, existen los siguientes factores de riesgo que pueden favorecer la aparición de varices:

  • Falta de movilidad
  • Envejecimiento
  • Estar de pie o sentado durante mucho tiempo en el trabajo, también en el trabajo desde casa
  • Sobrepeso
  • Cambios hormonales, por ejemplo, al tomar la píldora, el embarazo y la menopausia
  • Usar ropa ajustada y zapatos apretados con tacones altos
  • Fumar y consumir alcohol con frecuencia
Zwei Frauen sitzen auf einer Treppe und tragen VenoTrain micro Kompressionsstrümpfe

¿Cómo prevenir las varices?

Puede reducir el riesgo de sufrir varices con un estilo de vida saludable: Además de una dieta equilibrada y de beber suficientes líquidos cada día, debes prestar especial atención en hacer ejercicio con regularidad. Caminar, hacer senderismo, montar en bicicleta, nadar o hacer gimnasia no sólo ayudan a reducir el exceso de peso, sino que también activan la bomba venosa muscular.


Durante el trabajo, deben evitarse, en la medida de lo posible, permanecer largos periodos de pie y sentado. Es recomendable hacer regularmente pequeñas pausas para moverse, hacer ejercicios con los pies o incluso poner las piernas en alto para ayudar a que las venas de las piernas recuperen el flujo sanguíneo. También se recomienda llevar ropa holgada, calzado cómodo y plano y medias de compresión medicinales. También conviene reducir al mínimo el levantar y transportar cargas pesadas.

Conoce nuestras medias VenoTrain micro

Nuestras medias de compresión más populares ofrecen un soporte suave para las varices y son cómodas de llevar gracias a su alto contenido en microfibra. Sus atractivos colores hacen que nunca pasen de moda.

En verano, los vasos sanguíneos se dilatan para ayudar al cuerpo a enfriarse, pero esto aumenta la obstrucción en las venas ya debilitadas. Para ayudar a las venas, puedes darte regularmente una ducha fría en las piernas, que hace que las venas se contraigan y la sangre fluya más rápidamente.

Eine weibliche Person läuft auf Gras, die Beine sind zu sehen - VenoTrain micro

¿Qué hace que las varices sean tan peligrosas?

El desarrollo varía de un paciente a otro. Si tardamos demasiado tiempo en tratar las varices, la afección puede agravarse porque la acumulación de sangre en la vena somete al vaso a un gran esfuerzo y, en consecuencia, seguirá aumentando. En los estadios avanzados, puede producirse una insuficiencia venosa que conduzca a la formación de úlceras en la parte inferior de la pierna (ulcus cruris, "pierna abierta").


Además, aumenta el riesgo de que se formen coágulos de sangre en la vena dilatada. Un coágulo de este tipo (trombo) puede desprenderse total o parcialmente de la pared de la vena y viajar con el flujo sanguíneo a través del corazón hasta los finos vasos de los pulmones. Allí se produce una oclusión vascular potencialmente mortal, la llamada embolia pulmonar. Es por ello que las varices no deben pasar desapercibidas, sino que deben ser estudiadas y tratadas por un médico en una fase temprana. No obstante, en la mayoría de los casos puede reducirse significativamente el riesgo de complicaciones graves mediante un tratamiento adecuado.

Las varices siempre deben ser examinadas inmediatamente por un médico (médico de cabecera, flebólogo o dermatólogo) para determinar las posibles causas y evitar la aparición de daños secundarios peligrosos.

¿Cómo se diagnostican las varices?

Si se sospecha que puede padecer de varices, es absolutamente necesario someterse a un examen exhaustivo por parte de su médico. El médico determinará si la varicosis es primaria o secundaria. Además, debe determinarse si las venas profundas de las piernas están afectadas o si existe otra afección -por ejemplo, una enfermedad renal o cardíaca- que también puede causar retención de líquidos en las piernas. Diversas técnicas de imagen, como la ecografía, proporcionan información sobre los cambios a mayor profundidad.

Tratar las varices: ¿Qué puede ayudar a combatir los síntomas?

Una vez confirmado el diagnóstico, deben seguirse y aplicarse las recomendaciones de tratamiento del médico tratante. Estos suelen incluir:

  • Terapia de movimiento
  • Terapia de compresión con la ayuda de medias de compresión medicinales

Además, dependiendo de la intensidad de la enfermedad y del factor desencadenante de la misma, pero también del sufrimiento subjetivo y de los deseos del paciente, existen diversas opciones de tratamiento quirúrgico invasivo previa consulta con su médico, entre otras:

  • Escleroterapia química de las varices más pequeñas (esclerosis)
  • Escleroterapia por láser o por ondas de radio
  • Extirpación quirúrgica de la vena afectada ("stripping" u otros procedimientos quirúrgicos) con terapia de compresión posterior
  • Operaciones conservadoras (método CHIVA y valvuloplastia)

¿En qué medida ayudan las medias de compresión en las varices?

Frauenbeine, die Bauerfeind Kompressionsstrümpfe tragen.

Las medias de compresión medicinales se utilizan en el tratamiento de las varices, sobre todo para evitar el agravamiento de la enfermedad y para apoyar las venas afectadas. También constituyen una parte indispensable en el tratamiento postquirúrgico después de una operación de las venas.


Las medias de compresión medicinales también resultan muy eficaces en situaciones de estrés para las venas y, por tanto, ayudan a prevenir las varices y las trombosis en las piernas. Si se aplica presión a la vena desde el exterior, la pared de la vena resiste mejor la presión interna y las válvulas de la vena vuelven a cerrarse, lo que impide que se formen más protuberancias. Además, las medias de compresión favorecen el flujo de retorno de la sangre al corazón, reduciendo de este modo el riesgo de trombosis.


Las medias de compresión medicinales de alta calidad, como la VenoTrain micro o la VenoTrain soft, distribuyen la presión de manera uniforme por toda la superficie de la pierna y, por tanto, ofrecen una gran comodidad de uso, al igual que el material respetuoso con la piel. Las medias están disponibles en talla estándar o a medida, a la altura de la rodilla o del muslo, y también como pantys. Además, están disponibles numerosos y atractivos colores, que se adaptan a las tendencias actuales de la moda. Todo ello hace que resulten muy fáciles de combinar con la ropa de diario y que incluso a simple vista no se perciban como medias de compresión.

Para tu tratamiento de compresión:

VenoTrain® soft

Medias de compresión suaves para uso intenso

VenoTrain soft respalda la actividad venosa y alivia tus molestias con un masaje ligero y relajante. De esta manera, estimula la circulación más allá del efecto de la compresión médica. VenoTrain soft está disponible en las tallas estándar de nuestro sistema de tallas Perfect-Fit o como producto a medida. Estas modernas medias de compresión están disponibles en una amplia gama de colores, incluidos los colores de moda.

  • Alivia las molestias de una insuficiencia venosa
  • Material resistente
  • Masajea las piernas mientras se usa

Suave y eficaz para piernas doloridas

VenoTrain soft es un todoterreno convincente en todos los aspectos: por un lado, es un producto unisex; por el otro, es adecuada para una amplia gama de molestias. Las venas de las piernas sobrecargadas pueden dar lugar a arañas vasculares y varices antiestéticas o incluso afecciones venosas graves. Elige entre las medias de compresión de clase 1 o 2 en función de la indicación.

Su material suave y agradable para la piel ofrece el máximo confort en cualquier situación. Y para una mayor libertad de los dedos del pie, las medias de compresión VenoTrain soft están disponibles sin pie. Como todas las versiones de VenoTrain, se pueden lavar fácilmente y sin problemas en la lavadora.

Las medias de compresión que destacan por sí mismas

Ya sea en forma de media calcetín, panti o media de compresión larga, con puntera cerrada o abierta, siempre hay una opción perfecta para ti. Opaca y robusta, la media VenoTrain soft es muy resistente y cómoda de llevar. En cuanto al diseño, siempre estamos al tanto de las nuevas tendencias de la moda para ofrecerte medias de compresión en colores llamativos y en suaves tonos de piel.

Perfect Fit System